184 Aniversario del Calendario del Más Antiguo Galván

En 2010 se cumplen 184 años de la aparición del Calendario de Galván, por lo que nos parece Interesante publicar algunos datos históricos respecto a éste y a sus editores: Librería y Ediciones Murguía, S. A.

El Calendario de Galván ha sido publicado sin Interrupción desde el año de 1826 hasta nuestros días. En un principio se llamó Calendario Manual, publicándose en dos ediciones. Posteriormente, para distinguirlo de otro Calendario  Manual publicado por Ontiveros, se llamó Calendario Mariano Galván Rivera.

                En 1858, para distinguirlo de la imitación de un almanaque similar que salió a la venta con el nombre de "Calendario de Mariano Galán Rivero" se le llamó con su nombre actual de "Calendario del Más Antiguo Galván".

                Dos ediciones, las correspondientes a los años de 1845 y 1848 fueron impresas respectivamente en Nueva York, E.E.U.U. y en Hamburgo  Alemania; las demás aparecen Impresas en la Imprenta de Arévalo las primeras y desde 1854 hasta la fecha, en la Imprenta Murguía.

                En el año de 1846 Don. Manuel Murguía estableció la Librería de Murguía en el número 2 del Portal del Águila de Oro por la renta de este amplio local se pagaba la entonces crecida suma de 35 pesos mensuales. La librería continúa abierta en el mismo lugar (Av. 16 de septiembre No. 54) y sin haber salido de la familia del fundador.

                Existe el dato curioso que desde el año de 1854 al de 1942, o sea durante 88 años, el Calendario de Galván se hizo materialmente con los tipos de imprenta que se conservaron cuidadosamente y que nunca entraron a las prensas,  pues las plantas sólo se usaron como matrices para sacar estereotipos con los que se hacía la impresión, de manera que después de casi medio siglo de uso, los tipos estaban completamente nuevos.

                Las páginas del Calendario de Galván conservan esencialmente las materias, el formato y el estilo que les imprimió su creador; desde sus principios fue editado para ser leído por las mayorías. Juntamente con las noticias calendáricas aparecieron artículos religiosos, científicos, literarios e históricos, que hicieron de él una pequeña enciclopedia popular.

Artemio del Valle Airzpe en su obra Calle Vieja y Calle Nueva habla del Calendario.

                "Desde 1864 acá anda por todos los hogares, ricos y pobres de la República el Calendario del Más Antiguo Galván; en todos ellos se consultan siempre con atención sus perfectos santorales, sus Imperfectos pronósticos, sus efemérides, las fiestas religiosas y las fiestas movibles, los días de ayuno y abstinencia, los jubileos en dónde toca el "circular", Cuando nace un niño y no se le quiere dar el nombre del santo del día en que llegó al mundo, se lee y se relee la extensa lista que pone de ellos el Más Antiguo Galván, en la que están todos los del Martirológio Romano para escoger uno muy del gusto de los padres".

 

                La casa de Murguía publica además muchas obras qué datan del Siglo pasado, como el Silabario de San Miguel, el Catecismo del Padre Ripalda, las Lecciones de Moral en Verso de José Rosas, las Fábulas de Samaniego é Iriarte, etc.

                La primera edición del Himno Nacional Mexicano también fue editada allí, ya que Don Manuel Murguía era profesor  de música.

                La Oficina tipográfica estaba en el No. 50 de la calle del Puente Quebrado, que hoy es República del Salvador No. 17.

                Nuestra publicación es sin duda alguna, de las más antiguas en su género en América Latina, y tiene circulación en todos los rincones de nuestra patria y en algunas ciudades del extranjero.